top of page

Una Rosa Blanca Una Rosa Negra. Ed 2022

Este cuatro de febrero de 2022 finaliza mi contrato de siete años, largo, eterno, e innecesario, con Ediciones B. Lo que significa que vuelvo a disponer de los derechos de mi novela "Una Rosa Blanca. Una Rosa Negra" con la que obtuvimos la mención de Finalista del I Premio La Trama, de Ediciones B y Aragón Negro.

Hasta hoy sólo se podía disponer de la versión e-book de la novela. Dentro de 10-15 días estarán disponibles en Amazon tanto la versión en papel como en e-book.


"Una Rosa Blanca Una Rosa Negra", es el primer caso de la Comisario Rocío Prados. Es mi pequeño homenaje a la primera promoción de mujeres policía que hubo en España.

Hemos publicado otros dos casos más, tanto en e-book como en papel, ambos en Amazon :

"Aunque sea lo último que haga. El asesino de El Retiro" Comisario Rocío Prados 2.

"Te arrepentirás" Comisario Rocío Prados 3.


Estamos trabajando para ofreceros una nueva versión corregida. La trama es la misma, sólo he realizado algún cambio en cuanto a la extensión de algunos capítulos diviéndolos en dos o tres para que guarden armonía y os faciliten la lectura.

Elena de Quintana está trabajando en la portada, que como es habitual en ella recoge maravillosamente en un fotograma la esencia de la trama.

La que veis en esta entrada es una prueba muy aproximada a lo que será la versión definitiva en papel.

Os dejo a continuación el prólogo.

Muchísimas gracias por vuestro interés, os mantendré al tanto de la fecha de publicación definitiva 😊



PRÓLOGO



Quizá el cuerpo lo arrastró la corriente hasta la orilla o quizá cayera por el acantilado y al bajar la marea hubiera quedado a la vista. Cualquiera de las dos opciones era factible, pero poco o nada importaban en ese momento. Boca arriba, con los brazos en cruz y las piernas entrelazadas como si quisieran interpretar un extraño paso de baile, se balanceaba al compás de las pequeñas olas que rompían en la orilla. Aún llevaba puesto el uniforme del internado. La falda tan subida que le tapaba la cara como si quisiera ocultarse del mundo que le rodeaba.

Su cuerpo vestido de algas, arropándola.

Unas horas antes corría y corría sin mirar atrás. En su rostro una enorme sonrisa. Sabía lo que tenía que hacer.

Nadie se lo iba a impedir.

Llevaba tres días desaparecida.

Era una mañana de fina pero constante lluvia. A lo lejos, la mar estaba picada. Infinidad de menudos puntos de espuma cubrían el océano. La arena de la pequeña playa permanecía virgen, excepto por las sutiles huellas de las gaviotas que en esos momentos volaban en círculos sobre la orilla. Amanecía, no hacía frío, pero sí mucha humedad. Las olas se alejaban perezosamente hacia el interior, despidiéndose con un hasta luego, acariciando en su retirada el cuerpo inerte.

El internado de verano estaba a punto de concluir. No era ese el lugar en el que hubiera deseado pasar sus vacaciones estivales. Ni el momento ni la forma en la que nunca hubiera imaginado que su corta vida llegaría a su fin.

Murió sola, completamente sola.

Alejada de su mejor y reciente amiga, de sus compañeras de clase, de su tío Javier, el único familiar que le quedaba.

No, no murió a los pies del imponente acantilado, frontera natural entre el internado y el mar Cantábrico. No, ella murió unos días antes, cuando sucedió todo aquello. Cuando todo dejó de tener sentido.

Y ya nada importa.

De fondo, gritos.

Su mejor amiga y su hermano se acercan corriendo.

Esther cae de rodillas junto al cuerpo de Alma. De la boca de Fran parte un grito inhumano, cruel, desgarrador.

Un grito de dolor, de culpa.

Un grito de venganza.


Comments


Featured Posts
Recent Posts
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic
bottom of page