top of page

Novela infantil

   No sé si mi incursión en el mundo infantil irá más allá de las primeras tres novelas que tengo escritas, de las que hoy traigo la primera de ellas "Pepo y su zapato mágico" que terminé en el verano de 2015.

  Hace tiempo  que me planteaba escribir una novela infantil, pero el tremendo respeto y admiración que tengo por el mundo de los más pequeños, por su forma de entender la vida, su curiosidad incansable, su constante afán de saber, de preguntar, me impedía dar el paso final.

 

   Me embarga una sensación extraña,  como si me considerara un intruso en este mundo infantil, tan sabio, tan natural tan distinto al nuestro, en el que lo que importa es si con el paso de los años uno ha madurado o ha sentado la cabeza, signifique esto lo que signifique.

El primer paso está dado con  Pepo y su zapato mágico que inaugurará la que he denominado colección sacapuntas.

Colección

Pepo y su zapato mágico

     Pepo es un niño que pronto cumplirá los nueve años. Lo que más le gusta leer son aventuras de superhéroes, de Spiderman, de Superman, de los Increíbles, de la Mujer Maravilla, de los 4 Fantásticos, de Hulk, Batman, de todos.

     Es el primero de la clase, siempre saca las mejores notas, pero no es feliz. No puede hacer lo que hacen sus amigos. No puede correr, ni saltar, ni jugar en el patio del cole con ellos. Nació con una pierna un poco más corta que otra, por eso tiene que llevar en su pie derecho un zapato especial.

     No le gusta ir a clase porque siempre se meten con él, pero por lo menos en este cole tiene los mejores amigos que se pueden tener; Pachu, Ro y Tony.

    El momento más esperado del día para Pepo, es cuando llega la hora de irse a la cama, porque puede soñar lo que quiera. Sueña que corre, que salta, que vuela, que juega, que hace todo lo que le apetece y se siente feliz. Muy feliz.

    Una noche se da cuenta de que lo que sucede en sus sueños puede hacerse realidad. Que su zapato especial, no sólo es especial sino que es mágico.

8 de marzo de 2017
22 de marzo de 2017
Esther y su lápiz mágico

   Esther tiene nueve años, vive con sus padres, con su hermano pequeño Luismi y con su abuela María, que tiene Alzhéimer y se le olvidan las cosas de vez en cuando y algunas las repite una y otra vez.

   La mejor amiga del cole es Tita, pero el año pasado llegó un chico nuevo, Bosco. La seño les dijo que era un chico especial, que tenía Síndrome de Down y que quizá le costara un poco aprender. Esther y Tita enseguida se dieron cuenta que era verdad, que era muy especial, no paraba de reír, y dibujaba y escribía muy bien, así que le admitieron como mejor amigo. Ya eran tres.

   El día de su cumple, Esther recibió un regalo de su abuela, un lápiz pequeño, de punta negra, viejo y muy feo que guardó en su caja de lápices de colores. La abuela le dijo que no era un lápiz cualquiera, que era mágico, aunque a ella no se lo parecía.

    Para que ese lápiz viejo y feo se convirtiera en mágico tendría que hacer una cosa que a Esther no le iba a resultar nada difícil. Cuando dibujara tendría que concentrarse mucho y poner toda su imaginación en el dibujo.

   Así lo hizo.

   El lápiz mágico llegó a la vida de Esther, Tita, Bosco y la abuela María para llenarla de magia, de sueños y de imaginación, de mucha imaginación

22 de abril de 2018
Lena y Feíto, el oso mágico
más feo del mundo

     Lena va a cumplir once años. Desde que su padre se fue de casa ha cambiado de ciudad y de cole tres veces.

    Está harta del colegio, de los profesores y de muchos de sus compañeros. Su madre trabaja todas las horas que puede arreglando ropa para una sastrería y así poder pagar el alquiler de la casa y la comida.

    Su vida no tenía muchos alicientes, sin amigos con los que jugar y con una vecina bastante desagradable, hasta que en la mañana de su cumple encontró un paquete a los pies de la cama. No esperaba nada, como en los últimos cumpleaños.

    En el interior había un oso de peluche, pequeño y muy feo. Lo que no sabía Lenita en ese momento es que ese viejo osito iba a cambiar su vida para siempre.

bottom of page